Cafés Finca La Puebla: entrevistamos a Andrés Dürst

//Cafés Finca La Puebla: entrevistamos a Andrés Dürst

Como tostadores y distribuidores de café sabemos de la importancia que tiene el productor en origen. Conocemos además la dificultad de llevar a cabo todo el proceso de producción en una gran finca. Es por eso que admiramos la excelencia con la que llevan a cabo estos procesos en Finca la Puebla bajo la supervisión de Andrés Dürst

Andrés Dürst, hijo de suizos nacido en Barcelona, es ingeniero agrónomo titulado por la universidad de Hohenheim (Stuttgart).

En realidad, fue a México en 1994 para hacer una asesoría durante 6 meses. Pero la cosa se “complicó” y ya son 22 años en los que se ha casado con una mexicana, ha tenido dos hijas en méxico y ha conseguido llevar adelante este finca de café (lo cual nos confiesa que siempre ha sido un trabajo muy gratificante y un gran reto).

Finca la puebla es la segunda finca de café más grande de México. Nosotros hemos tenido el placer de charlar sobre el trabajo que allí desarrollan con Andrés. Así que nos pareció interesante compartir esto con todos vosotros.

 

¿Cómo se organiza la Finca la Puebla durante la cosecha?

Se trata de una finca de 1400 hectáreas, las cuales las dividen en 8 secciones. Cada una de estas 8 secciones tiene su propia infraestructura independiente y sus propia jerarquía de encargados y trabajadores.

En total son algo más de 2000 personas trabajando durante la cosecha. pues esta cosecha se debe realizar en el plazo máximo de los 20 días posteriores a que la cereza del café esté completamente madurada en la mata.

La cosecha arranca en Noviembre, justo después de la festividad de Todos los Santos.  Sin embargo, el punto más fuerte suele coincidir con la segunda mitad de diciembre y la primera de enero.

La poda del cafeto

La poda, tal y como nos comenta Andrés, es una herramienta esencial para mantener la productividad.

Si en una planta no realizáramos poda y la dejásemos crecer libremente, el árbol del cafeto mediría 4 o 5 metros de altura. Esto supondría que solamente sería capaz de empezar a producir sus frutos en la punta de las ramas.

Lo que conseguimos mediante la poda es mantener siempre un cafeto joven, con nuevas ramas y dónde el potencial de producción es bueno.

Para ello se sigue un sistema rotativo mediante el cual, cada cinco años, de los dos troncos del árbol del cafeto se retira uno y con el otro es con el que seguimos cosechando.

Del tronco podado, que fue cortado a unos 40 cm de alto, nacerán lo que llamamos “los nuevos hijos”.

De estos seleccionamos uno o dos dependiendo de la densidad. Así, estos serán nuestros futuros troncos del cafeto de los que obtengamos nuestra producción.

La cosecha bianual

Por “cosecha bianual” nos referimos al efecto que se produce en las fincas en las que un año de producción muy buena es seguido por otro con poca floración y viceversa.

Andrés nos cuenta que esto ocurre a menudo y nos explica por qué.

En realidad este efecto se debe sobre todo a factores climatológicos.

El cafeto necesita lo que se denomina un cierto “estrés híbrido” para florecer correctamente.

Por lo tanto será necesario que durante los meses de febrero, marzo y abril (en el caso de Finca La Puebla) se den al menos 6 semanas consecutivas en las que llueva muy poco. Esto provoca ese “estrés” al café que hará que cuando lleguen las primeras lluvias se produzca la floración con todo el potencial del arbusto.

En años con mucha humedad hay poca floración y por lo tanto poca producción. Pero en contrapartida, la planta se agota poco durante este período.

Así, a la siguiente cosecha la planta suele tener una producción mucho más alta. Por lo tanto la planta sufrirá de nuevo cierto agotamiento que suele provocar un cosecha posterior más escasa.

De esta forma nos vemos en períodos alternos de altas y bajas producciones que son lo que se conoce como “cosecha bianual”

La roya del café

La roya del cafeto es una enfermedad provocada por un hongo que ataca de forma muy agresiva a la planta.

Este hongo daña las hojas del cafeto y no al fruto, pero su efecto es tan devastador que el arbusto se puede producir la defoliación en un tiempo de unos 10 días.

Roya en la hoja del cafeto

La roya puede acabar con las hojas del cafeto en 10 días (foto por Smartse – Own work, CC BY-SA 3.o)

Hasta hace 3 años este problema no existía en la Sierra Norte de Puebla, pero ahora les obliga a estar muy alerta con el inicio de las lluvias y bien preparados para proteger sus cafetos.

Para Andrés Dürst no cabe la menor duda: este problema tiene su origen en el cambio climático.

La roya del café se concentraba antes a altitudes máximas de 800 metros sobre el nivel del mar, pero ahora se encuentra en altitudes muy superiores. A veces por encima de los 1200 metros.

Esto es un indicador claro de que el cambio climático es la causa principal de la expansión de esta plaga.

Certificaciones internacionales

Finca la Puebla cuenta con varios certificados de calidad y medioambienteGran parte de la producción de Finca la Puebla se exporta al mercado estadounidense y europeo.

Para estos mercados es importante la existencia de ciertas certificaciones. Estas garantizan que la finca pasa unas estrictas auditorías y está preparada cumpliendo requisitos medioambientales y sociales en cuanto a las condiciones y el trato a los trabajadores.

Pero certificaciones medioambientales a parte, las numerosas nutrias que habitan las lagunas de la finca avalan por si mismas la falta de contaminación total de sus aguas.

Este animal es muy sensible a la calidad del agua, por lo que su simple presencia ya es un indicador claro de que el agua está libre de contaminantes.

Café equilibrado

Podríamos esperar, por la falta de altura, que la acidez fuese uno de los parámetros más valorados de los cafés de Finca la Puebla.

Sin embargo lo que más aprecian sus clientes son otros aspectos que se mantienen siempre en su producto:

Consistencia

Que todos los años se mantenga una taza consistente y no prácticamente no varíe de una cosecha a la siguiente es una de las características más valoradas por sus clientes.

Neutralidad

El café que consiguen en esta producción tiene una neutralidad muy apreciada en el mercado, pues se presta muy bien para hacer distintos tipos de café.

Trazabilidad

Sobre todo en los mercados estadounidenses y europeos (en los que centran gran parte de su mercado) aprecian enormemente la trazabilidad.

Poder rastrear cada lote y saber que es 100% de la Finca la Puebla les ayuda mucho a la hora de comercializar este café.

Procesos de producción muy transparentes

Además de la disponibilidad de la finca para recibir visitas en cualquier momento y mostrar a sus clientes cómo es el proceso de producción de primera mano.

2016-12-02T17:44:45+00:00By |Categories: café|0 comentarios

Deje su comentario