Café turco: cómo prepararlo (con Mayela Assad)

/, café/Café turco: cómo prepararlo (con Mayela Assad)

El Café Turco es, con diferencia, la preparación de café más popular en Oriente Medio… y es por eso que también se le conoce como Café Oriental.

Esta forma de prepararlo respeta enormemente las cualidades organolépticas del café y destaca muchas de sus características.

Además, no requiere grandes recursos. De hecho es una de las pocas preparaciones que ni siquiera necesitan de cualquier tipo de filtrado. El filtrado se produce por simple precipitación del café.

Pero para comprender un poco mejor cómo se realiza esta preparación os hemos preparado este tutorial paso a paso en formato de vídeo. Lo hemos grabado hace un par de semanas, aprovechando la visita de Mayela Assad (de Finca Jocutla) a nuestras instalaciones en A Coruña.

Mayela nos explicó que esta es también la forma preferida de disfrutar sus cafés en Jocutla. Así que la “asaltamos” y le pedimos que nos preparase uno para explicarnos cómo lo hacen.

Cómo preparar el Café Turco

A pesar de que no teníamos a mano un cerve (en el que tradicionalmente se preparan estos cafés en Turquía) nos ha parecido más que interesante conocer de su mano el proceso de preparación del café turco. Así que, sin más, aquí os dejamos el vídeo:

 

La preparación tradicional

Obviamente, esta que hemos visto es una preparación un poco “occidentalizada” que difiere en el puramente tradicional solamente en cuatro puntos:

  1. En la preparación tradicional del café turco se utiliza un cerve (o ibrik) como recipiente para calentar el agua. El cerve es una jarra de latón tradicional de Turquía que tiene un mango largo para facilitar su retirada del fuego y servir el café en la taza.
  • Por otra parte, en este vídeo hemos visto cómo preparar 4 tazas a la vez. Esto es correcto, pero es cierto que la forma más tradicional de realizar la preparación en Turquía es taza a taza.
  • El molino tradicional turco es manual y de latón. Pero evidentemente es mucho mejor utilizar un molino de café automático como el que utilizamos en nuestra preparación. Este conseguirá con menos esfuerzo la molienda más fina y homogénea.
  • A menudo se le añaden otras sustancias para darle sabor como la achicoria, azúcar,… pero esto no hace más que enmascarar las propias características del café. Tal y como apunta Mayela en el vídeo, cuando la materia prima es de primera calidad es mejor no “maquillarlo” con estos sabores.
  • Sin embargo todos los pasos a seguir para conseguir esta infusión son los mismos:

    • Moler el café con la molienda más fina (tipo talco).
    • Utilizar 8 gramos por cada taza que vayamos a servir… aunque esto dependerá mucho de como nos guste el café.
    • Calentar el agua hasta justo antes del punto de ebullición (no hervir).
    • Retirar el agua del fuego.
    • Verter el café en el agua.
    • Remover el café y el agua hasta que se disuelva lo máximo posible.
    • Añadir una pequeña cantidad de agua fría (para que el café precipite en el fondo).
    • Esperar 2 o 3 minutos antes de servir.
    • Servir en las tazas repartiendo homogéneamente.
    • Esperar un minuto más con el café en taza.

    Algunas creencias falsas y malas prácticas

    A pesar de ser una forma de preparación realmente sencilla existen algunos errores que se cometen habitualmente. Algunos por desconocimiento y otros por descuido. Los más comunes son los siguientes:

    Hervir el café

    En cualquier preparación de café el agua no debería llegar al punto de ebullición nunca… y mucho menos al estar en contacto con el café.

    Cuando esto ocurre estaremos extrayendo algunas notas desagradables de nuestro café y estaremos transformando muchas de sus cualidades.

    A pesar de que esto debería estar claro es bastante común encontrar gente que asegura que el café turco hay que hervirlo 2 veces después de mezclar el café y el agua. Esto, simplemente, es un error.

    Precipitación incorrecta

    Es importante conseguir que el café precipite correctamente antes de servirlo.

    Es por ello que añadimos un poco de agua fría y esperamos 3 minutos antes de servirlo. El agua fría provoca la reacción de precipitación que tendrá lugar durante esos minutos.

    Si no conseguimos una correcta precipitación tendremos muchas partículas sólidas del café en suspensión y esto producirá una sensación desagradable al degustar en taza.

    Tomar hasta la última gota

    El café turco puede está muy bueno, eso es cierto. Pero hay que saber parar.. y esta vez en el sentido literal.

    Al final de la taza están las borras, por lo que hay que saber que debemos dejar de beber cuando vayamos a llegar a ese punto.

    El café de los adivinos

    Como curiosidad sobre el café turco te diré que existe la tradición/creencia de que a través de la lectura de las borras del café turco se puede predecir el futuro.

    Este es y ha sido durante mucho tiempo una de las formas en las que muchos videntes aseguran que pueden adivinar el futuro.

    Pero si el café turco está bien preparado y la materia prima es de primera calidad es fácil adivinar el futuro: sin duda te pedirás una segunda taza.

    2018-06-11T17:29:58+00:00 By |Categories: Baristas, café|0 comentarios

    Deje su comentario

    CURSOS DE BARISTA
    ¿A qué esperas para formarte como barista?
    Acabamos de publicar las nuevas convocatorias de mayo y junio
    PRÓXIMOS CURSOS
    X